¿Cuando usar una VPN y cuando Tor?

Cada persona tiene unas opciones diferentes de privacidad. Hay personas que tienen que vivir en un régimen totalitario o que son perseguidos por sus ideas, que necesitan una herramienta de privacidad que pueda protegerles.

Y la mayoría de las personas, aunque pocas le dan importancia, necesitan tener cierta privacidad en su vida. Al igual que no van entregando sus contraseñas a cualquiera, ni permiten un micrófono o una cámara de vigilancia en su hogar, deberían informarse de la tecnología de hoy en día y lo que puede llegar a suponer para su privacidad. Están exponiendo sus vidas sin tener conocimiento de lo que les rodea, porque a cambio les están ofreciendo (léase: enganchando con) los juguetes más atrayentes e interesantes, y todo un mundo de comunicación y diversión.

Las herramientas más usadas hoy en día para obtener seguridad y/o privacidad son una VPN o el navegador Tor (Tor Browser). Y existen grandes diferencias entre ellas que intentaré exponer lo más sencillamente posible, porque cada una tiene su uso y sentido.

Cuando te conectas a internet lo haces a través de un operador, al cual pagas una cuota mensual (ej: Movistar, Vodafone, etc). Al conectarte te dan un código que te identificará por ellos y también en internet, una IP. Puedes leer algo más de lo que es una IP en este artículo sencillo:

https://write.privacytools.io/jal/explicaciones-sencillas-ip

Si contratas un servicio de VPN con una determinada empresa, lo que consigues es que desde tu IP, es decir, desde la conexión a tu proveedor (o también llamado ISP) vas a entrar a otro servidor diferente que te ofrece esa compañía y alojados estos servidores en muchos países diferentes, todo a través de un túnel cifrado, y podrás así conectarte y navegar con otra identificación diferente o dicho de otra manera: con otra IP.

Esto te será útil por ejemplo si necesitas conectarte para ver alguna web o servicio que solo se ofrece en un determinado país. Hoy en día empiezan a abundar servicios restringidos por países. Seguro que incluso en Youtube te habrás encontrado alguna vez dicha notificación diciendo que no está disponible el vídeo en tu país.

También te puede ser útil para burlar cierta censura y para que tu proveedor no sepa a qué webs o servicios te estás conectando. Es decir, tu ISP o proveedor sabrá que te has conectado a la IP de ese servicio VPN, pero no sabrá nada más a partir de lo que haces desde ahí. En este caso asegurate que el servicio VPN que contratas disponga de un servidor de nombres o DNS propio dentro del túnel cifrado de la VPN y que no tienes activado WebRTC en tu navegador.

¿Qué ocurre a cambio?: que tu ISP no sabrá a qué webs vas desde que te has conectado a la VPN pero la empresa que te ofrece el servicio VPN sí. Has cambiado la confianza de tu proveedor de internet por una compañía privada. En estos casos debes asegurarte de que dicha empresa sea de confianza, que colabore en proyectos de seguridad y privacidad y que luche por estos principios, que no guarde registros de lo que haces y que disponga de las herramientas suficientes para garantizarte un buen servicio VPN en diferentes circunstancias y una velocidad suficiente en internet.

Lo negativo: al saber tu proveedor de internet a qué IP te has conectado, fácilmente podrá saber que es una empresa VPN, y verá que pasas conectado ahí mucho tiempo. Por lo que si alguien rastrea lo que haces hasta ahí y pide a tu ISP que les diga qué clientes se han conectado a esa IP pues tu serás uno de ellos, y ahí acaba tu privacidad. En estos casos, algunos servicios o empresas VPN ofrecen lo llamado MultiHop, que es poder saltar de un servidor a otro y de ahí a internet. De esta manera, si ocurre lo dicho anteriormente, tu ISP podrá decir que te conectaste al primer servidor, pero nunca sabrá que luego te conectaste al segundo, y precisamente desde el segundo es desde donde lo estás haciendo todo en internet, por lo que te da una capa extra de protección.

Aún así, opino que debes mirar una VPN más como un servicio que te puede ofrecer seguridad, ya que navegas por internet con una identidad que no es la tuya real, por lo que será difícil a un ciberdelincuente conocer tu IP o identificación real para intentar atacar tu router u ordenador. Y también como un servicio que puedes usar para saltar algunas protecciones, como un firewall o proxy estricto en algunas empresas o instituciones, filtro por paises, etc.

Ten en cuenta que incluso si usas una VPN para navegar, lo que va diciendo mucho de ti en realidad es tu navegador, más de lo que crees, e internet se ha convertido hoy en día en un servicio para rastrearte todo lo posible. Te recomiendo leer este artículo anterior:

https://write.privacytools.io/jal/fingerprinting-o-tu-huella-digital-online

Pero si buscas más privacidad entonces debes usar el navegador Tor o Tor Browser. La respuesta es sencilla: todos los usuarios que usan este navegador dan la misma huella digital por internet, tal como leíste en el enlace anterior. Y, aparte de pasar por 3 servidores diferentes antes de conectarte a una web, estos servidores también van cambiando cada cierto tiempo y en algunas pestañas diferentes.

Como podrás suponer, si usas Tor Browser sin poner tu usuario y contraseña en ningún sitio y haces una navegación no usual cada día, pues será difícil conocer quien eres, ya que tu orígen es desde la IP o identificación de un país diferente y cambiante, y tu navegador no da pistas únicas para que puedan rastrearte. Para esto mejor usar Tor Browser en el modo más seguro o safest.

Si encuentras alguna web que no se puede ver bien o te da problemas, usa la extensión que viene en Tor Browser: Noscript para dar permiso a los dominios que impiden que dicha web pueda verse en condiciones, así uno a uno hasta que finalmente pueda verse (en este caso asegurate qué tipo de web es y si te merece la pena o confianza hacerlo). Así navegarás con más seguridad y privacidad.

Ten también en cuenta que Tor Browser usa el navegador Firefox con algunas modificaciones, por lo que puede haber muchas agencias (y quien sabe más) que tengan en su poder alguna vulnerabilidad contra Firefox y por lo tanto puedan funcionar contra Tor Browser también, y más aún si lo usas en un modo de seguridad normal o mínimo, permitiendo javascript.

Resumiendo: para un uso de seguridad usa la VPN, también te dará algo de privacidad. Para una privacidad más real usa Tor Browser sin introducir usuario y contraseña en ningún lugar, y con el modo más seguro activado.

Si quieres que tu ISP no sepa que te conectas a la red Tor usa primero la opción que te da Tor Browser de estar Tor censurado en tu país y prueba los puentes que ya trae incorporados para hacer conexión, y si éstos no te van bien entonces solicita un bridge o servidor puente, que puedes conseguir en esta dirección: https://bridges.torproject.org/ o de cualquier otr@ amig@ que pueda dartelo. Si usas los emails de riseup o gmail puedes solicitarlo también por email, como te comenta el enlace que te puse.