Android sin rastreadores-4

Bueno, llegamos a la última parte de esta serie de artículos sobre Android sin rastreadores y con mayor privacidad.

Otro programa libre muy útil para conocer las conexiones que hace tu smartphone es Net Monitor que puedes descargar desde F-droid. Lo ejecutas, das al icono del play y te saldrán las apps con sus conexiones, al pulsar cada conexión te dará mucha información de la misma. Un ejemplo:

NetMonitor4

NetMonitor5

Pero volvamos a Netguard.

Ahora vamos a ir almacenando en cada app las conexiones que va realizando. De esta manera, si analizas dentro de cada app las conexiones que hizo, ahí mismo podrás bloquear un dominio u otro.

Para ello vamos a los Ajustes de Netguard y a sus Opciones Avanzadas. Ahí verás una pestaña que puedes señalar que dice Registrar acceso a Internet. Señalala y desde ese momento cualquier conexión que haga una app quedará registrada dentro de ella. Es decir, al abrir Netguard y ver el listado de apps, si pulsas en alguna de ellas verás dentro las conexiones que hizo. Un ejemplo:

Netguard-Fdroid

Cuando una conexión está permitida la verás de un color, como viste en esta imagen, que si pulsaras uno de los dominios te dará varias opciones, una de ellas bloquear dicho dominio. Cuando no lo esté la verás de esta manera:

Netguard-NavegadorPrivado

Como verás, así podrás comprobar fácilmente si una app se está conectando a Google, Facebook, Amazon o a cualquier sitio que no deseas y poder bloquear esa conexión para siempre. Te sorprenderías de cuantas apps conectan a estas empresas y lo bien que siguen funcionando cuando bloqueas únicamente dichos dominios dejando permitidos los que son realmente necesarios.

Puedes también bloquear la app del GPS (Google o Android no respeta que quites la geolocalización, sigue enviando datos a Google y Amazon para esto), dominios de Google DNS que usan muchas apps (y que ocurre en otras ROM, s también, no solo en un Android por defecto, pero usa muchos otros servidores DNS, puedes bloquear los de Google), dominios de Google que requiere tu smartphone para ponerlo en hora (usa muchos dominios diferentes, no te preocupes por bloquear solo el de Google), etc... Ya irás aprendiendo sobre la marcha analizando los registros de tus apps en Netguard.

Ahora hablaremos de los Ajustes de tu smartphone.

Especial importancia tienen los permisos de cada aplicación, las aplicaciones por defecto, los permisos generales de aplicaciones y los accesos especiales de las aplicaciones. Todo esto lo verás dentro de los Ajustes de tu smartphone, en el apartado de Aplicaciones y notificaciones. También las notificaciones debes revisarlas por si quieres evitar sonidos y cambiarlo por algo como Mostrar en silencio y minimizar. Pero eso te lo dejo a ti.

En las Aplicaciones predeterminadas, asegúrate de que no tienes ningún asistente de voz (un peligro para la privacidad), y que son correctos los valores siguientes: Navegador, el lanzador o Aplicación de página principal, el Teléfono y la Aplicación de SMS. Si has cambiado un lanzador debes ponerlo aquí para que se aplique siempre, lo mismo con los demás.

Seguidamente vamos al apartado de Permisos de aplicaciones, que es un apartado más general y donde vienen enumerados todos los permisos más importantes y el número de aplicaciones que tienen concedidos esos permisos: Almacenamiento, Calendario, Contactos, Cámara, Micrófono, etc...

Asegúrate que por ejemplo solo tienes el permiso de Micrófono para el Teléfono, y el permiso de Cámara para la cámara que uses (mejor una libre como te puse en un artículo anterior). Y así con todos los demás. Cuida mucho estos permisos porque son de vital importancia para tu privacidad y seguridad. Hazlo cada ciertos días por si hay algo que haya cambiado y debes corregir.

También debes revisar el apartado de Acceso especial de aplicaciones. Analiza cada opción y con sentido común piensa en las consecuencias de dar permiso para esto a quien no debe tenerlo. Como ejemplo, solo querrás dar permiso de Instalar aplicaciones desconocidas a F-droid, al Administrador de Archivos (en caso de que instales archivos .apk que descargues. En caso contrario no lo hagas), a la app ApkGrabber si la estás usando, y lo mismo a la app Aurora Store. A todas las demás seguramente no necesitarán esto y puedes quitarle este permiso. Con un poco de sentido común ve revisando cada opción y actúa en consecuencia por tu seguridad.

Es también importante para tu privacidad el servicio DNS que estés usando. Elige alguno que te de confianza y no te rastree ni guarde registros o logs. Debes poner dicho servidor DNS en tus redes (si es un solo servidor ponlo igual en los 2 apartados que lo pide), y también dentro de Netguard: vas a los Ajustes, a Opciones Avanzadas y donde pone VPN DNS (salen dos opciones) repites el mismo servidor en los 2 lugares.

Asimismo, no vayas con el Bluetooth ni el NFC siempre conectados. Conectalos únicamente cuando te haga falta. En estos casos debes darles permisos en Netguard temporalmente para poder usarlos. Ya sabes, usa el buscador de Netguard y pones Bluetooth o NFC y aceptas las apps necesarias para que funcionen.

De vez en cuando borra de cada app la caché que ha ido acumulando. De esta manera vas dejando menos huellas en el caso de que tengas que desconectar Netguard por algún motivo.

Y por supuesto, si vas a apagar o a reiniciar tu smartphone hazlo siempre en Modo avión o sin tener el Wifi o los datos conectados. Una vez que esté en funcionamiento y esté ya Netguard funcionando, entonces es cuando debes activar los datos o el Wifi (Internet).

Con estos artículos creo que he podido explicarte cómo evitar rastreadores en tus apps de varias maneras, como analizar conexiones e ir bloqueándolas, como evitar apps que únicamente quieren sacar provecho de ti y anular tu privacidad, a la vez que consumir más datos de tu teléfono o conexión a internet, así como más recursos. Si sigues estos consejos tu smartphone conectará pocas veces al exterior, lo imprescindible, y lo hará con mayor privacidad y seguridad para ti, aunque lo más importante eres tu mismo y lo que hagas.

Sé que no será sencillo para muchísima gente el seguir todo esto, y otras no se molestarán en hacerlo, pero cada cual es dueño de su intimidad y de hacer lo que mejor le convenga. Al menos creo que he puesto mi granito de arena en intentar ayudar un poco para los casos en que cualquier persona con un Android normal que no desea rootearlo ni poner otra ROM pueda reducir al mínimo el riesgo a su privacidad.

Igual me dejo algunas cosas, en ese caso iré retocando este último artículo para añadirlas.